Publicado: 4 de Septiembre de 2020

1º No olvides un pequeño calentamiento con ejercicios amplios de movilidad, sobre todo en columna vertebral y cintura escapular.

2º No todo es cuestión de fuerza y sufrimiento, en determinados ejercicios es importante la el control postular.

3º El estiramiento es fundamental, realiza estiramientos suaves entre series, y dedica algo de tiempo al final de cada sesión de entrenamiento para soltar los músculos y favorecer su recuperación.

4º Controla la fase excéntrica( a favor de la gravedad o frenada del movimiento en si),sobre todo en movimientos de velocidad y fuerza.

5º Intenta realizar los ejercicios de fuerza cuando no estés fatigado. Entrenar estos ejercicios después de una sesión de entrenamiento intensa de trabajo cardiovascular no es lo recomendado.

6º Visualiza los músculos implicados, presta atención a las posiciones de tu cuerpo y donde localizas el efecto del ejercicio. Lo mas concentrado posible en tu esquema corporal.

7º Mantén un orden en tu entrenamiento, estructura tus sesiones,con micro-ciclos y temporadas.Aumenta la dificultada de forma progresiva.